¿Qué es el WorldSchooling?


Introducción; homeschooling, unschooling, worldschooloing

El apasionante mundo del aprendizaje… increible! Y lo mejor es que nosotros los adultos, seguimos aprendiendo día tras día, no dejamos de aprender el día que acabamos la carrera y nos graduamos. La vida es aprendizaje contínuo, y cada persona lo vive de una manera distinta. Es por eso que hay tantas opciones educativas como familias en este mundo.

Nosotros os queremos hablar sobre las que conocemos de cerca, ya que hay muchos nombres para definir tipos educativos «sin sede en la escuela».

Principalmente podríamos hablar de homeschooling, es el término más genérico que se usa para decir que estás educando en casa. Esto quiere decir que tu hijo de +6 años (edad en la que empezaría primaria), no está asistiendo a una escuela, sino que está siendo educado en casa por los padres o por personas referentes. Pero dentro de esta definición hay muchos estilos educativos, por ejemplo..:

Homeschooler literal, sería la familia que educa en casa pero siguiendo un horario / contenido de la escuela. Dedican un tiempo al día a cada asignatura, o al menos a las asignaturas principales como son idiomas, matemáticas, ciéncia, artes, filosofía…

Otro estilo educativo es el unschooling, como ya dice el nombre sin-escolarizar. Este estilo es el que más se asemeja al aprendizaje que hacemos en casa. Se basa en que el niño cuando nace ya tiene un interés intrínseco para aprender, él solo ya aprende a gatear o a andar sin que sea necesario ningún tipo de estimulación. Y en el aprendizaje en los otros ámbitos de la vida sucede lo mismo; el niño se fija en algo y tiene interés, el adulto facilita el contacto con ese interés, y el niño aprende. Es un proceso tan simple que no hace falta intervenir separando la vida en asignaturas y horarios de estudio. Con las actividades del día a día el niño aprende a buscar información, y si os fijáis hablamos de aprendizaje, no de educación, ya que la educación es algo impartido desde fuera y en cambio el aprendizaje es un proceso interno espontáneo.

Si queremos buscar aún más términos, podemos encontrar también el WorldSchooling, que sería literalmente decir que el mundo es una escuela. Y es que es tan cierto! Para familias que viajan, esta sería la definición; un aprendizaje en la vida misma, con millones de realidades diferentes en cada país. Si puedes aprender la historia de un país mediante un libro de texto, o mediante un viaje a ese país conociendo su población, haciendo amigos que te expliquen su historia, visitando edificios emblemáticos y museos… ¿Que elegirías? ¿Con qué opción crees que recordarías y aprenderías más? ¿Con qué opción estarías viviendo realmente el aprendizaje y disfrutándolo al máximo? 😉

Ventajas e inconvenientes de viajar y crecer sin escuela

Esta es la opción que escogimos, nosotros particularmente, y no estoy diciendo que sea la mejor opción sino simplemente es la mejor opción para nosotros como familia en este momento determinado de nuestras vidas. Y aunque nuestra intención es seguir así mucho tiempo más, nunca debemos cerrarnos al cambio, ya que la vida es cambio constante. Por tanto, hablando desde nuestro punto de vista, esta opción educativa ofrece igual que todas las otras algunas ventajas e inconvenientes.

  • Seguimiento de procesos; Gracias a poder estar todo el día con nuestros hijos, sabemos qué proceso están pasando, qué es lo que necesitan (no lo que quieren o sus necesidades más terrenales, sino también las emocionales), cuales son sus intereses… Y a partir de ahí podemos ofrecer.
  • Flexibilidad de planes; es a la vez una ventaja y un inconveniente. Podemos elegir qué hacer cada día de la semana, podemos disfrutar de actividades un miércoles por la mañana cuando no hay nadie, levantarnos muy pronto o muy tarde, adaptarnos al ritmo de los niños… Una de las ventajas del homeschooling es que te permite escuchar tus necesidades y las de los peques, para poder satisfacerlas mejor. Por otro lado, esto también conlleva que nosotros como mapadres tenemos que tener un trabajo muy flexible, que nos permita seguir haciendo esto. Algunos mapadres se organizan de forma que solo uno de ellos trabaje, o que trabajen los dos pero a media jornada alternados, o siendo autónomos. Y ahí llegamos a otro punto;
  • Economía diferente; estaba a punto de escribir economía rastrera… pero voy a ser benévola. Al fin y al cabo, aunque es una desventaja, todo tiene su punto positivo. Y es que normalmente al trabajar de forma flexible, los ingresos no son una grandísima maravilla. Es una decisión familiar, y cuando nosotros la tomamos fue difícil al principio ya que se removían muchas cosas. Pero ahora esto nos ha enseñado a ser más eficientes económicamente, y mucho más ecológicos. Me siento muy complacida ahora con esta decisión e incluso lo catalogaría como una ventaja ya que es importante también para nuestros hijos aprender qué necesitamos y qué es capricho.

Legalidad, currículum y proyecto educativo

 

Habla de legalidad…..

Oportunidades de aprendizaje

Nuestro día a día es una oportunidad donde se da constantemente el aprendizaje. Los numeros y las letras están por todas partes, la naturaleza nos rodea y los niños son pozos incansables de preguntas. Pero no solo eso, el día a día también está repleto de oportunidades para conocernos mejor a nosotros mismos, para conocer nuestras emociones y aprender qué hacer con ellas, para iluminar nuestros miedos, para socializar, en definitiva para vivir!

Ahora mismo nosotros tenemos cerca un grupo de familias que también hacen homeschooling y nos encontramos periódicamente, y además asistimos a algunos talleres o visitas a museos, teatro etc… Pero lo más importante es que casi cada día salimos al bosque, o de excursión, y no os podéis imaginar la de cosas que uno aprende!

Cuando estamos «on tour» las posibilidades de aprendizaje se multiplican; nuevos idiomas, nuevas culturas, nuevos paisajes, nueva fauna y flora… Y es que en los libros está recogido todo lo que podemos encontrar en el mundo real, así que es más placentero vivirlo por uno mismo.

Recursos educativos «on tour»

 

A veces se atraviesa un periodo sensible un interés en un entorno que……….

Socialización

La socialización es intrínseca del ser humano, los bebés quieren comunicarse. El hecho de llorar ya es una forma de comunicación y de decir «hey, estoy aquí, tengo hambre, dame algo!». Pero no es hasta los 2,5 – 3 años, que la socialización se externaliza fuera del ámbito familiar (padres y hermanos). Hasta ese momento están construyendo las bases, se están conociendo a ellos mismos. Mis padres cuando era pequeña me ponían el ejemplo de un pastel, me decían; tu eres como un pastel en el horno, te estás mezclando, cocinando, y hasta que el pastel no está hecho no lo puedes compartir con otros. 

Así que a partir de los 3 años podríamos decir que el pastel empieza a mirar a ver si fuera del horno hay alguien más. Suele ser un tema que preocupa a muchas personas cuando decides hacer homeschooling, porque claro, en la escuela hay muchos niños y en casa no. Pero si analizamos qué ocurre en las escuelas veremos que en clase los niños no pueden hablar entre ellos si no quieren ser catigados, que lo máximo que tienen para socializar es media hora de patio en un sitio donde solo juegan con los de su clase (= misma edad) y después pueden ir a extraescolares donde tampoco pueden tener un juego libre con sus compañeros ya que hay una actividad organizada. Por lo tanto la socialización tampoco es tan extensa. En el homeschooling los niños se relacionan con niños de todas las edades ya que hay muchísimos grupos de encuentro donde todas las edades están mezcladas, y esto enriquece muchísimo. Además tienen tiempo para jugar autónomamente, para desarrollar sus actividades conjuntas. Y al participar de la vida diaria con los padres también acaban socializando con muchos adultos, normalizando el trato de niño-adulto. Por lo tanto vemos que al estar en contacto permanente con nuestro hijo, éste nos irá guiando hacia el grado de socialización que necesita (ya que todos los niños son diferentes en este aspecto) y a su lado podremos acompañarle en este camino.

Horarios «homescholing» mientras viajamos

Hay algunas familias que necesitan tener un horario, una rutina. En nuestro caso no es así, los 4 funcionamos mejor si cada día es diferente, si cada día nos permite adaptarnos a las necesidades que tenemos. Cierto es que es más difícil, ya que tenemos que llegar a un acuerdo de 4 versiones, pero también es más apasionante y nos permite hacer infinidad de planes.

Bibliografía; libros worldschooling» mientras viajamos