7 juegos con cojines

7 juegos con cojines
Vota este post

Cómo hacer psicomotricidad en casa

Cuando nuestra hija pequeña empezó a moverse a modo «croqueta» por toda la casa, nos planteamos seriamente un cambio en todo el mobiliario. Queríamos que ella pudiese sentirse segura explorando, y nosotros también queríamos sentirnos seguros! Además de poder propiciarle un buen ambiente de psicomotricidad en casa.

Así que manos a la obra, decidimos incluso sacar nuestro sofá y cambiarlo por dos colchones aprovechados, uno encima del otro, junto con algunos cojines. Y de verdad, os juro que nunca habíamos pensado que sería una idea tan absolutamente genial!

En un primer momento tuvimos algunas dudas de si eliminar un sofá o no, ya que entre que no tenemos TV y ahora ya no tenemos sofá, nuestra casa es un tanto peculiar cuando vienen invitados sin hijos… pero desde el primer día, vimos que el acierto había sido de unas magnitudes colosales.

El éxito no ha venido solo por la cama, que también ha servido como zona de juegos para los diferentes niños que han pasado por nuestro proyecto de madre de día (que tuvimos en su día), sino especialmente por los cojines.

«El día que vi a Tania con la máquina de coser diciendo que había comprado un colchón viejo en Wallapop y que estaba haciendo unas fundas para hacer cojines, me puse las manos en la cabeza. Ahora… bastantes meses después, estos cojines se han convertido en uno de mis juegos favoritos. Ah! Y de la pequeña Koala también !!!» – PapaKangur

Como jugamos con ellos? Pasad y mirad estas siete formas de juegos con cojines para hacer psicomotricidad en casa.

SIETE JUEGOS CON COJINES

1. Túneles

juegos-con-cojines

Esta fue la primera modalidad de juegos con cojines que se nos ocurrió! Aprovechando la forma de prisma de los diferentes cojines empezamos a construir un túnel y la peque que apenas empezaba a gatear disfrutó de lo más pasando por dentro. No somos partidarios de sobrestimular los pequeños, queremos que sigan a su ritmo… Pero este túnel invitaba a la peque a pasar gateando una y otra vez porque le apetecía ver cómo el espacio y la luz cambiaban, entrando en una nueva dimensión sin salir del comedor. De hecho, Pickler, defensora del movimiento libre de los niños ya creó unas estructuras de juego de madera pensadas para que los bebés pudieran pasar por dentro.

2. Cuevas

Poco a poco, la Koalita dejó de pasar por dentro, gateando a toda velocidad, para permanecer en el túnel. Allí se sentía a gusto. Poder estar acurrucada en su interior, como en el vientre de la madre, pero siempre con una apertura para ver qué hay al otro lado le dio la opción de poder tener sus pequeños espacios para la intimidad . . Así que probamos de tapar una de las entradas. Desde la otra entrada podíamos ver que ella sonreía y el resultado fue divertidísimo. Decidió salir, coger unos cuantos de sus muñecos favoritos y entrar nuevamente para disfrutar de ese espacio con ellos.

3. Castillos

Y es que con el paso de los meses el juego simbólico empezó a dar indicios de querer manifestarse y si bien la pequeñita ya empezaba a jugar en la intimidad dentro de la cueva, las ganas de hacer crecer las paredes nos llevaron a construir los primeros castillos de varias plantas. De repente la cueva se amplió y diferentes rampas subían hacia el «sofá» y ella jugaba a esconderse por los pocos pasillos del castillo mientras el dragón (papa) la perseguía.
En este punto los pañuelos comenzaron a formar parte de la escenografía y a menudo los usébamos como puertas de entrada y de salida. Bienvenidos al juego simbólico mientras seguíamos con un trabajo intenso de psico.

4.Caminos

Poner los cojines tirados en el suelo, uno a continuación del otro y a veces haciendo alguna pequeña rampa hacia el sofá también ha dado mucho de sí. Hace meses gateaba por encima de ellos y ahora andaba manteniendo el equilibrio y experimentando nuevas posiciones. Toda una actividad de psicomotricidad en casa. Y lo mejor es que una vez acabados de usar, se guardan y no ocupan todo el espacio del comedor.

5. Domino

Uno de los juegos con cojines preferido de papa! Poner los cojines derechos uno a continuación del otro igual que las fichas de un dominó. Para esta actividad ella todavía es pequeña… Aún le falta mucha coordinación óculo-manual para poderlos colocar en esta posición, pero seguro que con el tiempo lo hará. De momento, ella espera pacientemente a que papa los coloque todos, y cuando ya están listos… Un empujón y a reír viendo como van cayendo todos de uno en uno!

6. Rampas i escaleras

Más psicomotricidad en casa! Esta también fue una de las primeras actividades. Y de hecho nació de forma natural. Un día que los cojines no estaban demasiado bien ordenados la Koalita aprovechó para subirse a ellos y desde allí consiguió subir al sofá por primera vez. Desde entonces los hemos ido colocando para jugar a subir y a bajar del sofá. Ahora no lo necesita pero a veces simplemente juega sola por el placer de jugar.

7. Transportarlos y apilarlos

No es ningún juego en sí. Pero se ha convertido en un hábito que le conlleva mucho trabajo psicomotriz y físico. A menudo la encontramos desplazando los cojines de un lado a otro sin más. Quizás es un primer intento de construir los castillos ella sola, ya veremos!

CÓMO CONSTRUIR ESTOS JUEGOS CON COJINES

Simplemente necesitamos una espuma vieja (o nueva) y un cúter o un cuchillo jamonero (por lo de ser largo, va genial). Podemos usar un colchón de espuma, pero es necesario que sea bastante grueso, de al menos 15-20 cm ya que eso le va a dar más base y por lo tanto más estabilidad a los cojines. Es necesario medirlos para que todos tengan una forma similar (aunque si queremos hacer muchos también podríamos hacer de distintas formas, nosotros todavía tenemos que probar). Marcamos con permanente las formas que deseemos, y vamos cortando poco a poco.

Una vez tienes las espumas cortadas sólo hay que buscar una ropa que os guste y hacer las fundas. Si coser no es vuestro fuerte … Podéis pedir ayuda a cualquier mercería. (O a la abuela) 🙂 Nosotros las hemos cerrado con un velcro, para poder sacarlas y lavar.
Si bien es cierto que es un material que ocupa un cierto espacio, lo podemos utilizar para tener un pequeño rincón «chill out» en alguna habitación. Lo cierto es que es un material sencillo pero que dará mucho juego durante los primeros años de vida. Yo aún espero descubrir más opciones para incrementar aún más las posibilidades de juego.
Si se os ocurre algunas formas nuevas de juegos con cojines, no dudéis en compartirla con nosotros! Una batalla de almohadas no vale eh! Buscamos juegos respetuosos … este lo dejamos para cuando los niños ya duermen! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *