No queríamos tecnología, pero este es el motivo por el que compramos una cámara a nuestra hija

No queríamos tecnología, pero este es el motivo por el que compramos una cámara a nuestra hija
Vota este post

Desde que nuestra peque era un bebé, hemos querido evitar el uso de pantallas de cualquier tipo. De hecho hace casi 10 años que no tenemos tele en casa, ya que es una distracción de nuestras verdaderas prioridades y llena un espacio que podría ser ocupado con muchas otras cosas más realizantes. Además, no se si a vosotros os pasa, pero yo no puedo ver una película con escenas mínimamente violentas (como son la mayoría de contenido que se emite por la TV) ya que luego no puedo pensar en otra cosa, se me queda dando vueltas en la cabeza.

Y es que nuestro cerebro no tiene capacidad para distinguir que lo que nuestros ojos ven en una pantalla, no está sucediendo en realidad. Nuestras emociones mientras miramos una película son procesadas directamente, y si estamos viendo contenido violento o de suspense; en nuestro cerebro se activa el modo «lucha-huida» y se segregan hormonas como la adrenalina o el cortisol. Estas hormonas, resumiendo mucho, producen un desgaste increíble en todo nuestro organismo, favoreciendo así que podamos enfermarnos. Podéis leer más sobre el modo lucha huida y cómo combatirlo en nuestro día a día en este enlace. 

Si esto ocurre en el cerebro de un adulto, no quiero pensar que ocurre en el cerebro de un niño. Todas estas hormonas afectan tanto a su desarrollo, como a su disponibilidad cerebral para el aprendizaje, como a su forma de relacionarse con el entorno. Además las series sobretodo están pensadas para crear una adicción, que sigamos queriendo ver más capítulos en un equilibrio que la trama nos ofrece para mantenernos ocupados. Por eso hemos llegado a la conclusión que es mejor empezar a usar las tecnologías, y ya no digamos los juegos online, cuando se dispone de habilidades suficientes en autoregulación. Esto no significa ninguna edad en específico, es más, hay algunos adultos que tampoco disponen de dichas habilidades.

Pero al margen de todo esto, SI decidimos que nuestra peque tuviera una cámara digital.

 

Hay una diferencia abismal entre la televisión y las cámaras. La televisión es contenido programado que está pensado para que el niño (o adulto) se siente enfrente y deje pasivamente que las imágenes y la información entren en su mente. La persona no debe hacer absolutamente nada para relacionarse con dicho contenido, en otras palabras no favorece la imaginación, ni la creatividad, ni el juego… Al contrario, quita tiempo a todas estas habilidades.

Por el contrario, una camara para niños es una herramienta, un medio de comunicación entre el niño y el arte. Una cámara por si sola no entretiene. El niño debe poner iniciativa, imaginación, criterio para saber qué quiere fotografiar, cómo quiere fotografiarlo, saber si el resultado es como el esperaba… Por lo tanto está fomentando la creatividad. El niño es un sujeto activo de la acción, se siente motivado a crear historias, a retratar tal y como ve la realidad.

Además actualmente existen cámaras que se pueden empezar a usar a partir de los 2-3 años, debido a su facilidad de uso. Son suficientemente pequeñas para que el niño pueda llevarla en su mochila o incluso colgada, y permiten hacer fotos con una mínima resolución que se pueden incluso imprimir luego.

Al tenerlas impresas, podemos hacer collages, imanes para la nevera, álbumes de aventura, y muchas más manualidades.

Por lo que vemos ahí cómo una cámara es completamente distinta a todo el contenido digital que mencionábamos antes.

Las mejores cámaras digitales para niños

Hemos seleccionado las 4 mejores cámaras que existen en el mercado según nuestro criterio para una educación respetuosa con el niño, 3 son para niños más peques y la última es para niños algo más mayores. Las 4 las podéis pedir pinchando en los enlaces.

 

1)KIDSCAMERA (ideal a partir de 3 años)

KIDSCAMERA es una camara para niños ideal para que los peques se inicien en la fotografía. Lleva dos visores para que puedan ver qué están fotografiando sin necesidad de saber cerrar un ojo, además una de las ventajas de esta cámara (a parte de su precio) es que NO incluye juegos, de esta forma los niños solo la usarán para lo que viene siendo hacer fotos únicamente. Además podrán hacer foto y video, e incluye algunos marcos de fotos y apagado automático cuando no se usa.

Un inconveniente es que funciona con pilas (incluidas), no con baterías recargables…. Pero hay solución, te enlazo un kit de pilas recargables para que las uses tanto como quieras (escoge las AAA). Tampoco está en idioma español, pero lo cierto es que es tan intuitivo que tampoco os hará falta. Y en cuanto a la definición de imagen, es de 3 MP, que no es mucho pero para iniciarse en la fotografía es suficiente.

No tiene memoria así que tendréis que ponerle una de microSD para ir guardando millones de fotos de vuestros hijos.

2) KIDS CREATIVE CAMERA (ideal a partir de 3 años)

Del mismo estilo que la camara para niños anterior, también es ideal para peques por su funda protectora antigolpes. Esta cámara si funciona con baterías (ya incluidas) así que se puede recargar. Las fotos son de 5 MP y el video de 1080, por lo que podréis ver más o menos bien los resultados una vez impresos o en vuestro PC.

En cambio esta camara para niños solo tiene un visor, por lo que van a tener que aprender a mirar con un solo ojo a través de la lente. Tampoco incluye ningún tipo de juegos, y a su favor tiene un montón de efectos de colores, blanco y negro, zoom, marcos divertidos…

3) VTECH KIDIZOOM (ideal a partir de 3-4 años)

Esta cámara a pesar de ser igual de robusta y resistente que las anteriores, incluye muchas más opciones que las anteriores. Muy a nuestro pesar incluye unos 6 juegos, pero por otro lado también incluye muchos marcos de fotos y efectos especiales para las fotografías, zoom, edición posterior de fotos, edición de voz… Además tiene opción de hacer las fotos con cámara delantera o trasera. También tiene los dos visores para que los peques puedan ver bien sin cerrar un ojo.

Funciona con pilas, que ya las incluye, pero no incluye la tarjeta de memoria.

4) EASYPIX AQUAPIX W1024 (ideal a partir de 7 años)

Esta es una cámara ideal para niños más mayores que no necesitan tanto armatoste para prevenir los golpes. Además es una cámara sumergible por lo que se pueden hacer fotos debajo del agua, ideal para verano.

Tiene 16 MP, suficiente para que al pasarlas al ordenador se vean bien. Eso si, funciona con pilas que suelen gastarse rápido, por lo que recomendamos comprar este pack de pilas recargables para que no os quedéis nunca sin batería

Cómo imprimir sus fotos

Pues en este caso tenemos tres opciones, o hacerlo en casa con nuestra propia impresora, o hacerlo en alguna tienda de fotografía cercana a vuestra casa, o hacer un pedido de impresión online.

Nosotros hemos tenido que descartar las dos primeras opciones ya que por tristeza nuestra todas las tiendas cercanas de fotografía han cerrado… por lo que ahora estamos imprimiendo nuestras fotos en PIXUM. En este tipo de plataformas web solo tenemos que cargar las fotos de nuestra cámara para niños que queramos imprimir en su web, hacer el pedido, y lo recibiremos al cabo de unos días. Es genial y hasta se pueden hacer regalos personalizados.

 

Esperamos que hayas disfrutando con este artículo tanto como nosotros escribiéndolo, y que tu peque pueda dejar ir su imaginación capturando la vida 🙂 Si te gusta este contenido, no olvides suscribirte a nuestra newsletter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *