Letras de lija DIY

Letras de lija DIY
Vota este post

Para qué sirven las letras de lija

Hemos hablado algunas veces de la importancia de los materiales en la educación, y de cómo éstos pueden favorecer muchas situaciones de aprendizaje. Pues bien, a modo de introducción pedagógica, hoy os traigo un material que a mi, cómo Madre de día y como madre («normal» jeje) me enamoró.

Se trata de un material para la introducción a la lectoescritura que diseñó María Montessori. Puedes leer más información sobre esta fabulosa mujer que revolucionó el mundo del aprendizaje en este link.

El mundo de las letras, tal y como yo lo recordaba cuando lo aprendí, era realmente muy poco manipulativo. Empecé recitando las letras colgadas en la pizarra sin entender su significado, y luego pasé a rellenar miles de fichas copiando las formas y escribiendo cosas como «papa, patata, pupa, pipa». Ejem..! Que aburrimiento!!!

Supongo que todos los que leéis esto también lo habréis aprendido así y no nos ha pasado nada… pero como los padres siempre buscamos algo mejor para nuestros hijos, empecé a investigar otras formas de iniciar la lectoescritura. Algo que pudiera involucrar a los peques, que les llamara la atención y pudieran aprender jugando. Y descubrí las letras de lija Montessori, que consisten en unas tabletas de madera con una letra de lija en cada una.

Es un material que tiene muchísimos usos, aunque antes de introducirlo, el niño debe tener una noción básica de los sonidos y conocer algunas letras. Para introducirlo podemos hacerlo poco a poco, tres letras cada vez y que sean visualmente muy distintas, para que el niño pueda diferenciarlas bien. Seguiremos la lección de los 3 períodos,

 

CÓMO PRESENTAR LAS LETRAS DE LIJA

  • Primero invitaremos al niño a coger el material. Es importante que el niño esté pasando por el período sensible de lectoescritura, ya que de esta forma podrá conectar con el material.
    ¿Qué significa periodo sensible?
    Los niños pasan por muchos periodos sensibles a lo largo de su crecimiento. A grandes rasgos, significa que durante un tiempo el niño va a mostrar interés por un tipo de contenidos exactos, por lo tanto investigarán, provarán y aprenderán con toda facilidad sobre aquél tema concreto. Por ejemplo, ahora nuestro peque está pasando por un periodo sensible de motricidad fina, le encanta sacar y meter cosas dentro de una caja; por lo tanto practica todo el día y lo está aprendiendo a la perfección. En unos días seguramente su periodo sensible pase, y empezará otro periodo sensible sobre otro tema distinto!
    Si no tiene interés, no debemos forzar al niño, podemos esperar para volverlo a presentar de nuevo en unas semanas o meses.
  • Nos sentamos en una mesa a la altura del niño e invitamos al niño a sentarse con nosotros. Entonces presentaremos el material cogiendo 3 letras, y reseguiremos con el dedo cada trazo en el mismo sentido que lo hacemos al escribir. Pasaremos las tablillas al niño para que pueda hacerlo él. A la vez que la reseguimos podemos decir el sonido en voz alta, o aprovechar para buscar palabras que empiecen o contengan el sonido.
  • Más tarde, cuando el niño domine el trazo sobre la tablilla, podemos usar arena para dibujar cada letra. Con la tablilla de muestra, el niño podrá dibujar la letra sobre una montañita de arena. Luego puede borrarla moviendo la arena y volver a empezar. También puede dibujar poniendo una bandeja con sal, sobre la mesa de luz. Así las vocales y consonantes podrán cambiar de color.

Si eres educador y tienes oportunidad, puedes presentar el abecedario Montessori en un «petit comité» de niños, y de esta manera se involucrarán más en el material. Después de presentar el material puedes dejarlo accesible en una estantería para que puedan usarlo cuando quieran.

Ya véis que las letras de lija es un material muy manipulativo para empezar a trabajar la escritura. Yo me animé a hacer unas, y quedaron bastante bien!

Haz tus Letras de lija DIY 

Necesitarás...
– Tablillas de madera o conglomerado, más o menos de 15 cm x 10 cm
– Spray en pintura azul para las consonantes y rojo para las vocales
– Papel de lija; aunque yo las hice con fieltro, que es más amoroso
– Tijeras, pegamento, lápiz
– PDF de plantillas impresas para las letras

Proceso:

  1. Pintamos las tablillas con el spray, 5 de rojo y 22 de azul, por delante y por detrás.
  2. Imprimimos y recortamos las plantillas para las letras. Las puedes hacer en minúsculas, cursiva o mayúsculas. Esta es la parte que me costó más decidir, pero buscando información encontré que la cursiva es un trazo que se adapta más a la mano, al ser redondeado y seguido es más natural y fácil. Por eso decidí hacer las tarjetas en cursiva por delante y en mayúsculas por detrás.
  3. Dibujamos las plantillas en el papel de lija o en el fieltro, y las recortamos.
  4. Pegamos cada letra en las tablillas y listo!!!

Sé que es un poco trabajoso crear todo el abecedario de lija, y es que tenemos muchas letras! Pero realmente es un material que vale mucho la pena, tanto en casa como en la escuela. Y a los peques les encanta aprender jugando!

¿Has hecho tu también estas letras de lija Montessori? ¿Cómo recuerdas tu experiencia aprendiendo el abecedario? Estamos encantados de leer tus comentarios!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *