Lefkada, increiblemente bella

Lefkada, increiblemente bella
5 (100%) 1 vote


INTRODUCCIÓN

Si buscáis playas de ensueño para pasar unos días inolvidables en familia, Lefkada puede ser una buena opción. Aunque tristemente, en temporada alta, es una de las islas de Grecia a la que no recomendamos ir. Nosotros fuimos en agosto, después de pasar un mes dando tumbos por el país helénico, disfrutando de muchos lugares preciosos (como Pelion) poco frecuentados por las masas turísticas. Así que confiados en nuestra buena fortuna probamos de cruzar el puente que separa la isla del continente. A penas unas horas más tarde ya nos queríamos dar la vuelta. Por suerte no lo hicimos y acabamos disfrutando del algún rincón secreto en la solitud familiar.

Otro problema de la isla es que las playas más bonitas no suelen tener sombras suficientes para los niños. A si que, lo dicho, mejor vistar esta isla en mayo, junio o septiembre que en julio y agosto.

Si a pesar de nuestro consejo, persistís (como nosotros) en la idea de visitarla en temporada alta os recomendamos leer el artículo ya que os podemos dar un par de consejos útiles para gozar un poquito más de la visita.

PLAYAS

Una de las principales razones para visitar esta isla del mar Jónico, es sin duda alguna, sus playas. Bañadas por un mar turquesa celeste muy particular, algunas de sus playas son de las más fotografiadas del mundo. Bañarse en ellas es comparable a las de cualquier isla tropical paradisiaca y observarlas des de las cimas de los peñascos que suelen rodearlas una experiencia que hasta los más peques va dejar alucinados.

PORTO KATSIKI

Porto Katsiki es merecidamente una de las playas más visitadas de Grecia por ser una auténtica joya. Nosotros gozamos muchísimo de nuestra visita a pesar de los miles de turistas que diariamente la visitan. ¿Cómo pudimos gozar? Pues con un poquito de esfuerzo y gracias a nuestra furgo. Llegamos sobre las 7 de la tarde a dicha playa, momento en que los turistas empiezan a marcharse y a dejar las plazas del parking libres. (Bueno momento para aparcar gratis ya qué los aparcacoches a esta hora ya han hecho caja y ya se han ido. Gozamos de la puesta de sol con relativamente poca gente y nos quedamos cenando contemplando el majestuoso escenario. Fuimos pronto a dormir a la furgo y a las 6 de la mañana desayunamos y nos volvimos escaleras a bajo. Durante 3 horas la playa fue nuestra y como el calor no dejó de apretar en toda la noche el baño ya invitaba. De 9 a 10 empezó a llegar más gente momento en el que nos dimos los últimos chapuzones ya con un sol abrasador.

Una vez al parking negociamos con los aparcacoches una tarifa reducida por irnos tan pronto y lo logramos satisfactoriamente. De allí nos fuimos al interior de la isla en busca de sombras y lugares más tranquilos para acabar el día. Quizás no apetezca mucho viajar de esta forma, pero en nuestro caso ya estábamos allí y pudimos disfrutar dentro de las posibilidades.

A sí pues si os animáis nuestros consejos son los siguientes:

  • Id pronto (quizás a las seis tampoco sea necesario), pero más tarde de las 9 o las 10 os va resultar casi imposible aparcar. (Y caro).
  • Des del parking mas septentrional sale un caminito del que gozar de unas vistas increíbles. Cuando fuimos nosotros en agosto del 2018 el camino estaba cerrado ya que se había destruido en un terremoto. Solo papa accedió a él. Si ya está arreglado es un buen punto para gozar del paisaje.
  • Una vez en la playa si queréis gozar de un mayor rato de tranquilidad situaros en el extremos sur. La playa empieza a llenarse des del norte. Se puede ganar una horita más de tranquilidad.

EGREMNI

Otra fantástica playa de la isla es la de Egremni. Muy a pesar nuestro no pudimos visitarla. El mismo terremoto que destruyo el caminito de Porto Katsiki, también destruyó las escaleras que bajan a dicha playa. En 2018 tendrían ya que haber estado reparadas, pero no lo están, y es que quizás interese demasiado a los barcos turísticos que llegan a la playa que las cosas sigan así.

Nosotros no nos pareció buena idea subir en un barco abarrotado de gente con los peques para ir a una playa en la que no hay sombra y no puedes controlar los tempos de la visita. Otra forma de llegar es en barco privado por unos 60 – 80€ des del pueblo de Vasiliki.

MYLOS BEACH

Menos frecuentada que las otras dos es una buena playa para los peques aunque la falta de sombras nos obliga también a madrugar y marcharnos temprano.

VASILIKI

Un pequeño pueblo encantador, donde se respira un ambiente un poquito más tranquilo que en otros puntos de la isla. No hay mucho que hacer a parte de disfrutar de la bonita playa, el sol, el ambiente y la comida. Recomendamos probar la Ladrocol, un pastelito de cañella delicioso.

AGIOS NIKITAS

Agios Nikitas es uno de los pueblos más pintorescos de la isla del que nos encariñamos bastante… ¡hasta las 11h de la mañana! Nuevamente seguimos con nuestra estrategia de madrugar para disfrutar y una vez mas fue esencial para poder disfrutar de la preciosa playa de aguas cristalinas y rocas con tranquilidad. Después se llenó de gente y jaleo y nuevamente nos fuimos a otro lado.

KSILOKERATIDI COVE

No es una playa. Es una pequeña cala escondida y de difícil acceso. Hay que bajar por un camino rocoso durante unos 15 minutos, pero el esfuerzo paga la pena. Esta cala de agua cristalina y calmada es ideal para los peques. Con suficiente sombra para esconderse, nosotros pasamos un día entero en esta playa prácticamente solos. Compartimos el día con otras dos familias que estuvieron un ratito por la mañana y un ratito por la tarde, con lo que estuvimos solos buena parte de la jornada.



Esta cala es ideal para que los peques se inicien en el buceo ya que es un sitio de aguas tranquilas repleto de estrellas de mar, erizos y muchísimos peces. Además des del amarrador se puede dar algunos saltos al agua de los más divertidos. Nuestra peque con tan solo 3 años se dio sus primeros “dives” allí.

INTERIOR DE LA ISLA

Lefkada es más que playas. En su interior encontramos algunos pueblecito con encanto y alguna joya natural de la que disfrutar para variar un poco del sol y la playas.

KARYA

Un pueblo con mucho encanto ideal para huir del calor si vais en verano es Karya. Lleno de plataneros que dan una sombra reconfortante y vital el centro del pueblo es un lugar ideal para buscar artesanías (la mayoría hechas con madera de olivo) y para parar a descansar y disfrutar de la gastronomía local. Un buen sitio para si como nosotros has ido pronto a la playa y necesitas esconderte del sol en las horas de más calor aprovechando el máximo la visita.

CATARATAS DE DIMOSARI

Ya de camino hacia la catarata vimos una publicación en Instagram… a través de un hashtag vimos casi en directo como esa bonita cascada que una semana antes gozaba de mucho caudal, aquel día no bajaba casi nada. Así que nos dimos la vuelta. Aun así si estáis en la zona, parece un buen recurso refrescarse. Si tenéis dudas de si cae agua o no, antes de ir, consultad en Instagram #dimosari 😉


¿DÓNDE DORMIR?

Al ser una isla tan turística es necesario ir preparado y tener la reserva hecha con antelación. A pesar de ser una isla muy turística los precios son razonables. Os dejamos un mapa con distintas opciones para poder comparar precios.


Booking.com



Nosotros como furgoneteros no tuvimos problema alguno (al igual que en el resto del país) y es que como decimos en cada artículo helénico… la acampada libre está permitida en todo el país. ¡Welcome to camperheaven!

¿CÓMO LLEGAR?

Des de Atenas encontramos varias posibilidades para llegar a Lefkada, aunque la mejor opción para visitar esta isla es en coche propio. Así que si no se llega des de casa en coche propio (un largo viaje por tierra) o en doble ferri (vía Italia), la mejor opción es alquilar un coche en el aeropuerto. Os dejamos un par de enlaces para poder comparar precios.

Busca tu vuelo más barato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *