Cómo reducir nuestro consumo de plásticos

Cómo reducir nuestro consumo de plásticos
Vota este post

Cómo reducir nuestro consumo de plásticos con niños

Introducción

Está en nuestras manos poder reducir una parte de la huella ecológica que estamos dejando en nuestro planeta, y nada mejor que hacerlo junto con nuestros hijos para que tomen consciencia. Lo más probable es que su constancia e ilusión por reducir el consumo de plásticos nos acabe ayudando a seguir haciéndolo a nosotros!

Lo primero de todo es poder darnos cuenta del problema que estamos generando, ya que para tomar cualquier acción necesitamos una fuerza mayor que nos empuje. Vivir con menos plástico no es complicado, pero es un cambio en nuestras vidas muy grande. Y como cualquier cambio, para que sea permanente debemos ir poco a poco y acostumbrarnos a él. Así que ahí va la regla de los 21 días; y es que dicen que

Para acostumbrarte a algo debes hacerlo como mínimo durante 21 días seguidos.

Cómo explicar a nuestros hijos porqué evitar el plástico

Dependiendo de la edad de nuestros hijos, podemos usar algunos recursos o explicaciones diferentes. Incluso podemos hacer una lluvia de ideas y luego indagar juntos para encontrar respuestas a todas sus dudas. Aquí tenemos algunas razones que nos pueden ayudar a nosotros a entenderlo mejor:

  • El principal motivo para evitar el plástico es que es NO SE BIODEGRADA. Esto quiere decir que el plástico que estamos construyendo ahora, va a seguir estando entre nosotros para siempre. Cada vez que pienso esto, me recuerdo a mi comprando cualquier cosa, y pensando que el plástico de ese envase va a seguir estando cuando vivan mis bisnietos. Se me pasan las ganas de golpe! Lo que ocurre es que no hay ninguna especie que se alimente de plástico, por lo que no puede entrar en la cadena, así que se descompone en trozos más pequeños llegando incluso al estado de partículas llamadas microplásticos. Estas partículas se dispersan por todas partes, llegando incluso a estar en el agua potable y el aire.
  • MUY COMPLICADO DE RECICLAR, por lo que un porcentaje muy bajo acaba siendo reciclado. Cada plástico tiene un código que va del 1 al 7; el 1 es el plástico PET usado en productos contenedores de alimentos. Este es el único que se puede reciclar (mezclado con 50% no recliclado) para hacer botellas, por ejemplo. Los códigos del 2 al 6 solo se pueden reciclar para hacer otros objetos mezclados que acabarán siendo del código 7 que ya no se puede reciclar.
  • Además solo es separado en el hogar para proceder al reciclaje un 20% del plástico, y de ese 20% solo se acaba reciclando finalmente un 28%. (Según el informe de Ecologistas en Acción, Desengancharse del plástico, en el 2013). Y eso no es todo, este 28% del 20% en su mayor parte llena los barcos de vuelta a la China, donde mano de obra más económica acabará reciclándolo. Por lo tanto todavía se consumen más recursos y se favorece la explotación laboral.
  • Y por si fuera poco una gran parte ACABA EN EL OCÉANO O MEDIOAMBIENTE. El plástico forma aproximadamente el 90% de la basura que flota en el océano y se calcula que son unas 46 mil piezas por kilómetro cuadrado, suficiente para cubrir el 40% de la superficie de los océanos.Un estudio de la Universidad de la Columbia Británica demuestra que el 47% de las aves marinas y un 22% de los cetáceos que se encuentran en las playas tienen trozos de plástico en su aparato digestivo o en alguna parte del cuerpo, lo que les impide la movilidad. Además, esto nos afecta a nosotros sobretodo, según el último informe de Greenpeaceentre el 21% y el 54% de los fragmentos de microplásticos que hay en el mundo se encuentran en el mar que baña las costas españolas.

Películas, documentales y libros para trabajar el consumo de plásticos con niños

Es importante empezar a hablar sobre cómo podemos cuidar el planeta con nuestros peques. Cada vez más hablamos de ello en casa, ya que casi cada cosa presente en nuestro día a día la podemos aprovechar para crear consciencia.

También podemos aprovechar recursos audiovisuales disponibles que nos ayudarán a formarnos una opinión a cerca de diferentes temas.

EL REFRIGERADOR CHILLIE

 

Este es un divertido corto de 3 minutos que nos hará pensar junto con los niños a cerca de reparar o tirar las cosas. Un refrigerador que llega a nuestro corazón!

WALL-E

Para niños más pequeños podemos recomendar mucho ver la película Wall-E. Un pequeño robot encargado de limpiar toda la basura de la tierra mientras los humanos han tenido que huir hasta que el planeta pueda volver a albergar vida.

JUAN Y TOLOLA – CUIDA DE TU PLANETA

Incluso hay un capítulo de la popular y respetuosa serie de dibujos animados «Juan y Tolola» que nos habla sobre el medio ambiente y la importancia de reciclar, reducir y reutilizar.

Análisis de nuestro hogar

Para empezar a reducir plásticos en nuestro hogar, primero debemos saber de dónde proceden. Una buena forma es mirar dentro de vuestro contenedor de reciclaje con los niños e ir viendo qué plásticos usáis más en casa.

Bolsas

El mundo consume más de un millón de bolsas de plástico por minuto y se calcula que una persona utiliza en promedio unas 500 al año. Esto es una cantidad increíble de bolsas! En lugar de comprar bolsas nuevas cada vez, podemos usar bolsas reutilizables de tela por ejemplo. Nosotros siempre llevamos una bolsa de tela en la mochila, y más de una vez nos ha resultado de utilidad. Para el desayuno o la merienda usamos simplemente una mochila o un envoltorio de cera de abeja. Para la compra semanal si vamos al pueblo usamos un carrito con ruedas, y si es en cooperativa solemos usar una caja de cartón.

Además procuramos comprar siempre a granel, por lo que podemos usar nuestras propias bolsas de algodón. Si queréis tener vuestras propias bolsas de algodón de diferentes tamaños, las podéis adquirir en este enlace.

Botellas

En todo el mundo tiramos a la basura 35 mil millones de botellas de plástico al año, más o menos mil 100 botellas por segundo. Es alucinante como fabricamos un plástico que va a estar para siempre en la superfície de la tierra, para usarlo en ocasiones durante menos de 5 minutos. Para reducir el plástico de las botellas, nosotros hemos decidido usar garrafas grandes de cristal. Así vamos una vez cada 3 semanas a una fuente cercana y las rellenamos. Además tenemos una botella que tiene dispensador, por lo que los niños se pueden servir agua ellos solos. Os dejamos el enlace aquí por si queréis dar el salto al cristal reutilizable.

Tampoco salimos de casa sin nuestra cantimplora, para evitar apuros y tener que comprar una botella de agua en algún bar. No hace falta comprar el ultimo grito en termos de agua, si tenéis una cantimplora antigua por casa ya sirve. Lo importante es utilizar los recursos que ya tenemos, sea del material que sea, lo importante es si ya está construido y nos es funcional. Si no disponéis de ninguno, este termo de arriba es muy recomendable también.

Procuramos además no consumir zumos, bebidas gaseosas etc… en envases de plástico. Lo único que todavía no hemos podido evitar son los tetrabricks de bebida vegetal de arroz! Si alguien conoce alguna alternativa en cristal nos encantaría, ya que la bebida vegetal casera no nos acaba de gustar… 🙁

Envases de alimentos

En los supermercados casi todos los alimentos vienen envasados, incluso los plátanos que tienen piel y no salen rodando sin bolsa :O Cuando empezamos nuestra aventura de reducir plásticos nos dimos cuenta que gran parte de ellos, venían de este grupo. Por ello nos propusimos comprar siempre que podíamos los productos a granel. Y conseguimos una diferencia abismal! Además prescindimos de productos procesados, congelados… y nos quedamos solo con la materia prima alimentícia 😀 más saludable para nosotros y para el medio ambiente

Pañales

Uno de los mayores gastos cuando tenemos un bebé son los pañales. No son de plástico completamente, pero si imposibles de reciclar. Por eso mismo aprovechamos la ocasión de este artículo para recomendar los pañales de tela. Aunque requieran de lavado, son mucho más ecológicos que los de plástico. Y mejores para la piel del bebé! Si tenéis oportunidad de ir a alguna tienda cercana que puedan aconsejaros es mucho mejor ya que hay de muchísimos tipos, pero si no aqui os dejamos un enlace de los más conocidos: PopIn de Bambú. Es cierto que requieren un desembolso inicial mayor, pero a la larga salen muchísimo más a cuenta.

Juguetes

Nunca nos ha gustado tener juguetes de plástico en casa, siempre hemos querido optar por materiales como la madera, texturas naturales, telas o cartones… Y ahora ya no es solo para que nuestros hijos exploren diferentes materiales a parte del plástico, sino porque muchos de estos juguetes se rompen en seguida y no se pueden arreglar, por lo que hemos contribuido a generar más residuos que no se biodegradan. Por ello ya no compramos ni usamos casi nunca juguetes de plástico.

Aquí estamos preparando una entrada para poder hacer tu misma los primeros juguetes para tu bebé hechos con diferentes materiales reciclados.

Además, si te hace ilusión adquirir la primera vajilla para tu bebé (que suelen ser de plástico), te recomendamos otras opciones que sí son biodegradables. Como este conjunto hecho de bamboo por ejemplo.

Esperamos que os haya servido este artículo y podáis empezar, igual que nosotros, a generar un cambio en vuestro hogar para dejar de consumir plástico.

 

 

Etiquetado , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *